Traed madera!

Construir con madera

 
 

El uso de la madera en la construcción está asociado a la belleza contemporánea y es un signo de calidad que tiene sus raíces en la naturaleza y el respeto por el medio ambiente.

La madera es un material de alto rendimiento; es ligera en comparación con materiales de construcción alternativos, tiene excelentes propiedades térmicas y de carga, y una amplísima gama de presentaciones y acabados.


Eficiencia energética
La madera es un recurso renovable, neutral en términos de emisiones de CO2 y un aislante altamente eficaz, creando unas excelentes condiciones de vida. Debido a su alto nivel de aislamiento térmico, es un excelente medio de reducir el consumo de energía en el hogar.

Prevención contra el fuego
La madera se comporta de manera predecible frente al fuego, formando una superficie carbonizada que proporciona protección a la estructura interna, de forma que los elementos estructurales de madera pueden permanecer intactos durante un fuego y seguir soportando la carga en su totalidad.

Durabilidad
La madera es resistente al calor, la helada, la corrosión y la contaminación. Los materiales de construcción de madera son  secados en hornos para conseguir unos niveles de humedad específicos, eliminando la necesidad de tratamientos químicos. Con un buen diseño y un tratamiento correcto, la madera estructural garantiza una larga vida útil.

Versatilidad
La madera admite multitud de usos en la construcción y el interiorismo de los edificios y ofrece las ventajas de su menor peso y facilidad de transporte y manejo, por lo que es muy recomendable para revestimientos de madera, tarimas, ventanas...